Esta es una traducción de la página original en inglés.

GIMP

Descripción

GIMP significa «GNU Image Manipulation Program» (Programa de GNU para la manipulación de imágenes), un nombre muy claro para una aplicación que procesa gráficos digitales y es parte del proyecto GNU, lo que significa que sigue los principios de GNU y está publicada bajo la versión 3 de la Licencia Pública General de GNU o versiones posteriores, para asegurar la máxima protección de la libertad de los usuarios. Puede utilizarse como herramienta básica para dibujar y pintar, y también como un potente programa para llevar a cabo tareas complejas tales como retoques fotográficos avanzados, composición, edición y animación de imágenes digitales, y creación artística. Aparte de las características habituales propias de programas similares, GIMP ofrece una serie de opciones muy sofisticadas dirigidas a los profesionales de la infografía. Está además disponible para múltiples plataformas y gestiona una gran variedad formatos, permitiendo también la conversión entre unos y otros.

Más información en: Directorio de la FSF, Página oficial de GIMP

Quién lo usa y cómo

GIMP es utilizado por gran número de artistas, aficionados, desarrolladores web y docentes. En la escuela es una útil herramienta que ayuda a alumnos y profesores a preparar el material gráfico para diapositivas, folletos, el sitio web o el boletín de la escuela y tareas similares.

La artista francesa Isabel Saij describe cómo usa GIMP para su trabajo:

«Es un programa que utilizo para diferentes tareas: edición de fotos (mezcla de imágenes), dibujos (mis 'fragmentos digitales' con relación a mis 'fragmentos reales' hechos en papel), enseñar a adolescentes, preparar imágenes para vídeos, etc.). En otras palabras, uno de mis programas favoritos.»

Hay muchos ejemplos interesantes de cómo profesionales y principiantes por igual emplean este programa para dar vida a sus ideas sin renunciar a su libertad como usuarios de ordenadores. Entre ellos, hay uno que se destaca de manera particular.

Cómo cambió GIMP la vida de Mani

Mani era un adolescente entusiasta y con talento cuando emprendió su camino para liberarse de las restricciones sociales. Su concienciación y compromiso con la libertad lo llevaron en 2007 a participar activamente en la constitución de un grupo de voluntarios de la comunidad, con el objetivo de difundir en su barriada de Bangalore el conocimiento de la informática mediante el uso de software respetuoso de la libertad. Esto reportó constantes mejoras a su comunidad y, en última instancia, dio un giro radical a su vida.

El grupo montó un laboratorio computacional de software libre en la barriada y Mani aprendió rápido, convirtiéndose él mismo en profesor para ayudar a sus compañeros a mejorar sus habilidades en el uso de varios programas. Pronto llegó a dominar las técnicas más avanzadas de GIMP y, uniendo a su conocimiento técnico sus innatas habilidades artísticas, produjo obras de arte digital que exhibió y vendió. El siguiente vídeo de tres minutos de duración muestra el empeño de Mani en aprender a utilizar software libre.

Mire y descargue el vídeo en el formato Ogg Theora, en una resolución más alta.

Nota para las personas con deficiencia auditiva: El único audio presente en este vídeo es la banda sonora, una versión en piano de la Free Software Song.

Nota para las personas con deficiencia visual: Se dispone de una descripción del vídeo en texto.

En el momento de escribir este artículo (marzo de 2012), Mani es estudiante de ciencias computacionales en Bangalore. Él dice:

«En primer lugar quiero dar las gracias al movimiento del software libre, que me permitió empezar a aprender a utilizar GIMP. Fue mi primer logro en la vida, y vendí muchos cuadros en una conferencia de software libre. Después comencé a exponer mis trabajos en muchas conferencias. Gracias a GIMP pude mostrar al mundo mis habilidades plásticas. Como se sabe, el mundo generalmente ignora nuestros talentos. Nuestros objetivos en la comunidad son: compartir software y conocimiento para aprender los unos de los otros, promover los valores éticos del software libre y crear conciencia sobre la importancia de la libertad del software en un entorno social marginal, y fortalecer a los pobres proporcionándoles conocimientos informáticos. Queremos reproducir nuestro modelo, y ya estamos gestionando tres centros de computación en otros barrios de la zona.»

Richard Stallman comenta acerca de este caso:

«Estoy más orgulloso de que GNU haya sido adoptado por los dalits de la India que de su uso en grandes corporaciones.»

Motivos

Los intereses de los desarrolladores de software privativo se oponen a las necesidades de los usuarios de todos los sectores de la sociedad, dado que niegan derechos humanos básicos como la solidaridad y el compartir. Las compañías de software privativo consideran que el daño que su forma de proceder causa a los usuarios de sus productos es irrelevante para sus ganancias.

En países con una estructura social compleja, como la India, la exclusión de los menos privilegiados del acceso a las tecnologías de la información es solo una de las múltiples formas de discriminación que este sector enfrenta en muchos ámbitos: sanidad, vivienda, educación, empleo, por mencionar algunos. Con el tiempo, estos grupos vulnerables han adquirido un alto grado de conciencia sobre la importancia de la colaboración mutua, un valor humano básico a veces olvidado o incluso rechazado por las capas de la sociedad más formadas y pudientes de todas las culturas. El hábito de compartir y ocuparse los unos de los otros está muy arraigado en estas comunidades, y constituye un valioso activo en su lucha por la supervivencia. Los lazos sociales entre sus miembros son fuertes y sólidos, un baluarte contra el establecimiento de nuevas formas de exclusión.

En tal escenario, estas personas socialmente comprometidas no aceptarían la introducción de software privativo, ya que esto supondría la imposición de nuevas restricciones sobre ellos como usuarios de ordenadores. No se abstendrían de instalar el software en tantos ordenadores como fuera necesario ni de utilizarlo como quisieran, no renunciarían a su derecho de acceder al conocimiento estudiando cómo funcionan los programas informáticos, ni de su derecho a modificar o distribuir programas y, sobre todo, no renunciarían a su derecho a compartir copias con sus vecinos. Solo el software libre les garantiza todas estas libertades.

Las restricciones que los desarrolladores de software privativo imponen a los usuarios sirven para atacar también a otros estratos de la sociedad, especialmente a las clases que más gastan, ya que son su objetivo principal. Los artistas y los profesionales de la infografía a veces quedan atrapados en una dependencia perpetua de una compañía que en cualquier momento puede decidir abandonar el producto si ya no le reporta ninguna ganancia o introducir actualizaciones que solo funcionan en plataformas específicas, por lo general también privativas. De manera que los usuarios no tienen más alternativa que quedarse con una versión antigua del programa o invertir en un nuevo sistema operativo.

Isabel Saij explica por qué decidió liberarse de esa trampa usando software libre:

«Con los programas privativos, el artista queda a merced de la compañía que desarrolla el software. A principios de 2003, yo solía usar LiveMotion para diseñar mis trabajos en 2D y 3D con piezas interactivas. Más adelante, ese mismo año, la compañía decidió abandonar el programa, de modo que me quedé sin soporte para una aplicación en la que había invertido mi dinero y el tiempo necesario para aprender a usarlo. Es más, cuando los desarrolladores de software privativo deciden incluir nuevas funcionalidades, te ves obligada a comprar una actualización que en ocasiones solo funciona en las versiones más recientes de sistemas operativos también privativos. Así que te ves atrapada en un círculo vicioso, completamente indefensa. Es frustrante, no hay nada que puedas hacer al respecto. Con el software libre los buenos proyectos nunca mueren, ya que la comunidad puede acceder al código. Siempre puede llegar otra persona y continuar desarrollando el software.»

Resultados

La introducción del software libre en la barriada derribó las barreras que impedían a este sector marginado de la sociedad acceder al conocimiento en el campo de las tecnologías de la información. Dio a estas personas la oportunidad de desarrollar sus capacidades innatas, que de otra manera nunca habrían salido a la luz. Esta riqueza intelectual recién descubierta reporta beneficios y progreso no solo a las personas involucradas y a su comunidad, sino a toda la sociedad, ya que han descubierto cómo superar los efectos nocivos de las políticas económicas globales y ahora están preparados para tener una vida productiva.

Con el software libre, los usuarios pudieron obtener todo el provecho de la educación digital sin verse obligados a comprometer sus principios. Los valores éticos del software libre se corresponden con esos principios y los protegen: estas personas no solo fueron libres de utilizar el software como quisieron e instalarlo en tantos equipos como quisieron, sino que se les animó a copiarlo y compartirlo solidariamente con sus vecinos. Utilizando GIMP, Mani se ha convertido en un artista y en un estudiante de informática. Ha adquirido conocimiento suficiente para estudiar el código fuente y, si hiciera falta, modificarlo para satisfacer las necesidades de su comunidad. La libertad del software redunda en la redistribución de la riqueza económica e intelectual, algo que no es posible cuando se restringe el acceso al conocimiento.

En contextos menos desfavorecidos, los usuarios de GIMP se han beneficiado de la libertad del software de muchas maneras. Ya no están sujetos a las decisiones arbitrarias de las compañías de software privativo. En lugar de eso, pertenecen a una extensa y fuerte comunidad en la que los desarrolladores atienden a sus necesidades y los demás usuarios les proporcionan ayuda adicional. Además de los manuales y tutoriales oficiales, se dispone también de un amplio material didáctico publicado por usuarios entusiastas, y, debido a la accesibilidad del código fuente, los que tienen conocimientos de programación han contribuido con un buen número de accesorios que mejoran el funcionamiento de la aplicación.

Al tratarse de un programa libre publicado bajo la versión 3 o posterior de la GPL de GNU, ninguna decisión arbitraria de los desarrolladores podrá nunca detener el progreso de GIMP o convertirlo en un programa privativo.

Disponibles para esta página:

[en] English   [es] español   [fr] français   [hr] hrvatski   [it] italiano   [ja] 日本語   [pt-br] português   [tr] Türkçe   [uk] українська   [zh-cn] 简体中文  

 [Logotipo de la FSF] «La FSF es una organización de ámbito mundial cuyo objetivo es promover la libertad de los usuarios de ordenadores. Defendemos los derechos de todos los usuarios de software.»