English [en]   español [es]   français [fr]   русский [ru]  

Esta es una traducción de la página original en inglés.

La SCO cita a la FSF en tribunales

por Bradley M. Kuhn

Martes, 18 de mayo de 2004

A finales del año pasado fuimos citados por la SCO como parte del litigio en curso entre la SCO e IBM. Hoy, ponemos la citación a disposición en nuestro sitio. Es una citación amplia, en realidad lo que nos piden es que presentemos todos y cada uno de los documentos relacionados con la GPL y su aplicación desde 1999. También nos piden que presentemos todos los documentos y correos electrónicos que hayamos intercambiado con Linus Torvalds, IBM y otros miembros de la comunidad. En muchos casos nos piden información que es confidencial entre nosotros y nuestros abogados, o entre nosotros y nuestros colaboradores.

A medida que el pleito de la SCO se prolonga, tendremos que tomar algunas decisiones difíciles sobre cómo responder a esta citación. Estamos seguros de que no presentaremos todo el material solicitado; no traicionaremos nuestra información confidencial que está protegida por la ley, en particular cuando esté relacionada con nuestra labor de proteger la integridad de la GPL. Sin embargo, independientemente de que apelemos la citación en el tribunal, o de que entreguemos aquellos documentos cuya presentación podamos considerar razonable y relevante, la FSF va a tener mucho trabajo. Si apelamos la citación, esto supondrá tener que pagar sustanciales honorarios relacionados con la litigación. Si presentamos la documentación, reunir los documentos relevantes supondrá un esfuerzo importante. Aunque nos reembolsen los gastos directos, tendremos que correr con los gastos indirectos generados por el tiempo invertido por nuestro personal.

Mientras tanto, los documentos de la SCO que se han filtrado confirman lo que hace tiempo sospechábamos: como Microsoft se ha dado cuenta de que su campaña de difamación contra la GPL no ha tenido éxito, en su lugar le ha comprado el FUD[1] a precio de ganga a otra compañía. La «licencia» que Microsoft le compró a la SCO por su «tecnología» era más que nada el pago por los servicios prestados al atacar al movimiento del software libre y su programa Linux, el núcleo que funciona en el nivel más bajo del sistema operativo. Ahora que ya ha habido un «SCO», siempre habrá algún «SCO» que venga a atacar a nuestro movimiento y nuestro trabajo.

Aunque creamos que la SCO no tiene ninguna base para reclamar lo que reclama, esto no significa que nuestra comunidad dé por sentado que no hay nada que aprender de estos acontecimientos. Cuando empezó el pleito, en la FSF no sabíamos con certeza si la SCO sólo iba a atacar el núcleo Linux, o todo el sistema operativo GNU/Linux. Como titulares del copyright de la mayoría de los componentes del sistema GNU/Linux, temíamos que aunque nuestro proceso de asignación del copyright es el mejor y más cuidadoso del mundo del software libre, aún nos pidieran hacer el gran esfuerzo que significaría mostrarle al juez cómo hacemos ese trabajo exactamente. Agradecemos que la SCO cometiese el error táctico de atacar uno de los bolsillos más profundos de la tierra, el de IBM, que tiene el talonario de cheques necesario para combatir eficazmente este tipo de pleitos molestos.

Sin embargo, esto no significa que el trabajo de la FSF ya esté hecho. Además de responder o apelar la citación, debemos explicar a la comunidad por qué se ha atacado a Linux y no a GNU. Durante más de una década, la FSF ha instado a los proyectos a seguir un proceso donde la construcción del marco legal del software sea tan importante como la del software mismo. Muchos programadores de software libre han visto el proceso de asignación de copyright usado en la mayoría de los componentes de GNU como una molestia, pero hemos diseñado y rediseñado con gran esfuerzo el proceso para eliminar las partes más engorrosas. Ahora el fracaso de la SCO ha mostrado a la comunidad la fortaleza y completa seguridad que puede dar un buen marco legal (la SCO, después de todo, con el tiempo abandonó sus reclamaciones contra GNU y se centró por completo en el proyecto Linux que, pese a todos sus maravillosos logros técnicos, tiene un marco legal bastante débil). En la FSF acabamos de iniciar un proyecto para documentar y codificar nuestro proceso, de tal forma que pueda ser difundido como un manual de normas que acompaña al software, para que todos los proyectos de software libre puedan consolidar su marco legal. Condensar casi dos décadas de experiencia de organización en el desarrollo y documentación de software de forma comprensible no es un trabajo sencillo, confiamos en su apoyo financiero para llevar a cabo esta trascendental tarea.


Como siempre, en la FSF pensamos en un futuro a largo plazo. La SCO es una señal, un precursor de los futuros desafíos que el software libre deberá afrontar. Nos esforzamos por pasar este bache y encabezar la marcha hacia un futuro seguro y legítimo para el software libre.

Necesitamos su colaboración para continuar este trabajo. Le pedimos que si todavía no es miembro asociado de la FSF, ingrese ahora. Si ingresa antes del 15 de junio de 2004, recibirá como regalo una copia impresa de Free Culture, el nuevo libro de Lawrence Lessig. Nos alegra poder celebrar el ingreso del profesor Lessig en nuestra junta directiva compartiendo con ustedes su último libro mientras continuamos nuestro trabajo.

Si Ud. ya es miembro de nuestra asociación, ¡anime a un amigo a que se una a nosotros!

Otros artículos relacionados con la SCO.

Notas de traducción

[1] FUD: Técnica de mercadotecnia que consiste en lanzar una campaña de calumnias y difamaciones con el objetivo crear desconfianza, incertidumbre y duda acerca de los productos de una organización rival.

[Logotipo de la FSF]«Nuestra misión es preservar, proteger y promover la libertad de usar, estudiar, copiar, modificar y redistribuir programas de ordenador, así como defender los derechos de los usuarios de software libre.»

La Free Software Foundation es la principal organización que patrocina el Sistema Operativo GNU. Apoye a GNU y la FSF mediante la compra de manuales y otros artículos, uniéndose a la FSF como miembro asociado o haciendo una donación, ya sea directamente a la FSF o mediante Flattr.

volver arriba