Esta es una traducción de la página original en inglés.

El sistema educativo en la India


Los comienzos

En la antigua India, la educación se basaba en el sistema de educación Gurukulaa. Quien quería estudiar se dirigía a la casa de un maestro (gurú) para pedirle que lo admitiera como discípulo. Si el gurú lo aceptaba, el aspirante se quedaba en la casa y ayudaba en todas las tareas domésticas. Esto no solo creaba un fuerte vínculo entre ambos, sino que el discípulo aprendía todo lo referente a la gestión de una casa. El gurú le enseñaba todo lo que su discípulo quisiera aprender, desde sánscrito hasta las escrituras sagradas y desde matemáticas hasta metafísica. El discípulo permanecía allí cuanto quisiera o hasta que el gurú considerara que ya le había transmitido todo lo que podía enseñarle. Las enseñanzas estaban estrechamente relacionadas con la naturaleza y la vida, no se limitaban a la memorización de contenidos.

El sistema escolar moderno, incluida la lengua inglesa, fue traído a la India originalmente por Lord Thomas Babington Macaulay, hacia 1830. El plan de estudios se limitaba a asignaturas «modernas» como ciencia y matemáticas, mientras que materias como la metafísica y la filosofía se consideraban innecesarias. La enseñanza se circunscribía al aula y se perdió la conexión con la naturaleza, así como la estrecha relación entre el maestro y el discípulo.

El Consejo de Enseñanza Media y Superior de Uttar Pradesh (un estado de la India) fue la primera institución fundada en el país, en 1921, con jurisdicción sobre Rajputana, India central y Gwalior. En 1929 se estableció el Consejo de Enseñanza Media y Superior de Rajputana, y posteriormente se establecieron nuevos Consejos en otros estados. Pero finalmente, en 1952, se revisó la constitución del consejo y este pasó a llamarse Consejo Central de Educación Secundaria (CBSE). Todas las escuelas de Delhi y otros estados quedaron bajo la jurisdicción de este Consejo. Entre sus competencias estaban cuestiones tales como el plan de estudios, los libros de texto y el sistema de evaluación de todas las escuelas dependientes de él. Actualmente, hay miles de escuelas vinculadas a este Consejo, tanto en India como en muchos otros países, desde Afganistán hasta Zimbabue.

La educación universal y obligatoria para todos los niños y niñas entre seis y catorce años era un sueño acariciado por el nuevo gobierno de la República de la India. Lo muestra el hecho de que se incorporó como mandato en el artículo 45 de la Constitución. Pero medio siglo después sigue siendo un objetivo lejano. No obstante, en los últimos años el gobierno parece haberse tomado en serio esta deficiencia y ha hecho de la educación primaria un derecho fundamental de toda la ciudadanía india. Ciertamente, el empuje del crecimiento económico y la grave escasez de mano de obra especializada han debido de ser razones de peso para que el gobierno diera ese paso. En los últimos años, el gasto del Gobierno indio en educación ronda el 3 % del PIB, lo que se considera un porcentaje muy bajo.

«En los últimos tiempos se han hecho varios anuncios importantes con vistas a la mejora de la mala situación del sector educativo en la India; el más notable de ellos es el National Common Minimum Programme (NCMP), promovido por el Gobierno de la Alianza Progresista Unida (UPA). Este programa propone: (a) Incrementar progresivamente el gasto en educación hasta alcanzar el 6 % del PIB. (b) Para sostener este incremento del gasto en educación y mejorar la calidad de la misma, se añadiría una tasa educacional a todos los impuestos del gobierno central. (c) Garantizar que nadie se vea privado del acceso a la educación debido a sus bajos ingresos o situación de pobreza. (d) Hacer del derecho a la educación un derecho fundamental para todos los niños y niñas entre seis y catorce años. (e) Universalizar la educación mediante programas insignia tales como el Sarva Siksha Abhiyan y el Mid Day Meal (comedores escolares).» (Wikipedia: Education in India)

El sistema educativo

La India está dividida en veintiocho estados y siete, así llamados, «Territorios de la Unión». Los estados cuentan con su propio gobierno electo, mientras que los Territorios de la Unión están gobernados directamente por el Gobierno de la India, cada uno de ellos con un administrador nombrado por el Presidente de la India. En cuanto a la Constitución, el sistema educativo era al principio competencia de los estados; esto es, los estados tenían completa autonomía para decidir sobre la política educativa y su aplicación. El papel del Gobierno indio se limitaba a coordinar y decidir los estándares de la educación superior. Esto cambió con una enmienda constitucional de 1976, de modo que ahora la educación entra en la llamada «lista concurrente». Es decir, las políticas y programas de la educación obligatoria son propuestos a nivel nacional por el Gobierno indio, pero los gobiernos de los estados tienen amplia libertad en cuanto a la aplicación de los programas. Las políticas se proclaman periódicamente a nivel nacional. El Consejo Consultivo Central de Educación (CABE), constituido en 1935, continúa desempeñando un papel de liderazgo en la evolución y monitorización de las políticas y programas educativos.

Una organización nacional que desempeña un papel clave en el desarrollo de políticas y programas es el Consejo Nacional de Investigación y Formación Educativa (NCERT), que elabora un marco curricular nacional. Cada estado cuenta con su correspondiente Consejo Estatal de Investigación y Formación Educativa (SCERT). Estos son esencialmente los órganos que proponen las estrategias educativas, los planes de estudios, los sistemas pedagógicos y los métodos de evaluación a las consejerías de educación de los estados. Por lo general, los SCERT siguen las pautas establecidas por el NCERT, pero los estados disponen de una amplia libertad en cuanto a la implementación del sistema educativo.

La Política Nacional de Educación de 1986 y el Programa de Acción (POA) de 1992 se proponían introducir una educación gratuita y obligatoria de suficiente calidad para todos los niños y niñas menores de catorce años antes del siglo XXI. El gobierno se comprometió a asignar a la educación el 6 % del PIB, la mitad del cual se destinaría a la educación primaria. El porcentaje del PIB dedicado al gasto educativo creció del 0,7 % en 1951-52 a alrededor del 3,6 % en 1997-98.

El sistema educativo indio está dividido en cuatro niveles: primer ciclo de primaria (de 6 a 10 años), segundo ciclo de primaria (11 y 12), primer ciclo de secundaria (de 13 a 15) y segundo ciclo de secundaria (17 y 18). El primer ciclo de primaria está dividido en seis «estándares», el segundo ciclo de primaria en dos, el primer ciclo de secundaria en tres y el segundo ciclo de secundaria en dos. Los estudiantes siguen un plan de estudios en gran medida común (excepto por algunos cambios regionales en lengua materna) hasta el final del primer ciclo de educación secundaria. En el segundo ciclo de secundaria hay diversas opciones de especialización. Los estudiantes de todo el país deben aprender tres lenguas (inglés, hindi y su lengua materna), excepto en las regiones donde la lengua materna es el hindi y en algunos planes a los que nos referiremos a continuación.

Hay tres vías principales en la educación escolar en la India. Dos de ellas se coordinan a nivel nacional, una de las cuales depende del Consejo Central de Educación Secundaria (CBSE) y se concibió originalmente para los hijos de empleados del gobierno central a los que periódicamente se les transfería a otro puesto en cualquier lugar del país. Con este propósito se establecieron en las principales áreas urbanas cierto número de «escuelas centrales» (llamadas Kendriya Vidyalayas), que siguen un programa común, de modo que un alumno que cambie de una escuela a otra en un día determinado apenas note diferencia en lo que se está enseñando. En estas escuelas hay una materia (Ciencias sociales, que comprende Historia, Geografía y Educación cívica) que se imparte siempre en hindi, y las otras, en inglés. Las Kendriya Vidyalayas también admiten a otros niños, en caso de que queden plazas libres. Los libros de texto de todas ellas son elaborados y publicados por el NCERT. Además de estas escuelas dirigidas por el gobierno, hay en el país cierto número de escuelas privadas que siguen el plan de estudios del CBSE, aunque pueden utilizar diferentes libros de texto y seguir diferentes programas de enseñanza. Disponen de cierto margen de libertad en lo que se enseña en los grados inferiores. El CBSE cuenta también con 141 escuelas dependientes en otros ventiún países, que principalmente atienden a las necesidades de la población india allí residente.

El segundo modelo central es el Certificado Indio de Educación Secundaria (ICSE). Parece ser que este comenzó como reemplazo del Cambridge School Certificate. La idea se debatió en una conferencia celebrada en 1952 y presidida por Maulana Abul Kalam Azad, entonces ministro de Educación. El principal objetivo de la conferencia era considerar la sustitución del Cambridge School Certificate Examination, procedente del Reino Unido, por un examen indio. En octubre de 1956, en una reunión del Comité Interestatal para la Educación Anglo-india, se aprobó una propuesta para crear un Consejo Indio encargado de administrar el examen propuesto por la rama local del servicio de exámenes de la Universidad de Cambridge y de aconsejarles sobre el mejor modo de adaptar su examen a las necesidades del país. La reunión inaugural del Consejo tuvo lugar el 3 de noviembre de 1958. En diciembre de 1967, el Consejo se registró como Sociedad acogiéndose a la Ley de Registro de Sociedades, de 1860. En la Ley de Educación Escolar de Delhi, de 1973, se designó al Consejo como el órgano responsable de los exámenes públicos. En la actualidad, numerosas escuelas de todo el país están afiliadas a este Consejo. Todas ellas son escuelas privadas que, por lo general, atienden a hijos de familias adineradas.

Tanto el CBSE como el consejo del ICSE realizan los exámenes en las escuelas de todo el país afiliadas a ellos al final de los diez años de escolarización (tras el primer ciclo de secundaria), y una vez más al finalizar los doce años de escolarización (tras el segundo ciclo). La admisión a este segundo ciclo suele depender del resultado obtenido en este examen común para toda la India. Los niños se ven sometidos a tal presión para obtener un buen resultado que se ha sugerido suprimir el examen que tiene lugar al final de los diez años de escolarización.

Escuelas exclusivas

Además de lo anterior, existe un número relativamente pequeño de escuelas que siguen planes de estudios extranjeros, como el llamado Senior Cambridge, aunque en otras partes ha sido desbancado en gran medida por el modelo ICSE. Algunas de estas escuelas ofrecen también a los estudiantes la opción de presentarse a los exámenes del ICSE. Suele tratarse de escuelas residenciales muy caras a las que envían a sus hijos algunos indios que trabajan en el extranjero. Normalmente cuentan con unas magníficas infraestructuras, una baja ratio de alumnos por profesor y pocos alumnos. Muchas de ellas cuentan con profesores extranjeros. Hay también otras escuelas exclusivas, como la escuela Doon, de Dehradun, que acogen a un pequeño número de estudiantes y cuyos precios son exorbitantes.

Aparte de todas estas escuelas, en todo el país hay un puñado de colegios, como la escuela Rishi Valley, en Andhra Pradesh, que tratan de romper con el sistema educativo normal que promueve el aprendizaje memorístico y aplican sistemas innovadores como el método Montessori. La mayoría de estas escuelas son caras, tienen una baja ratio de alumnos por profesor y facilitan un entorno educativo en el que cada alumno o alumna aprende a su propio ritmo. Sería interesante y esclarecedor elaborar un estudio acerca del impacto que cada tipo de escuela ha tenido en la vida de sus alumnos.

Escuelas estatales

Cada estado del país cuenta con un Departamento de Educación que regula su propio sistema escolar, con sus propios libros de texto y sistema de evaluación. Como se ha mencionado antes, el plan de estudios, la pedagogía y el método de evaluación son fundamentalmente determinados por el SCERT del estado, que a su vez sigue las directrices marcadas por el NCERT.

Cada estado tiene tres tipos de escuelas que siguen el plan de estudios estatal. El gobierno gestiona sus propias escuelas en terrenos e instalaciones de su propiedad y paga al personal con sus propios recursos. Se las conoce normalmente como «escuelas gubernamentales». Los precios de estas escuelas son bastante bajos. Existen también escuelas privadas con sus propios terrenos e instalaciones. En ellas los precios son altos y el sueldo de los profesores corre a cargo de la administración de la escuela. A estas escuelas suelen asistir los hijos de familias de la clase media urbana. La tercera clase son las escuelas subvencionadas por el gobierno, si bien creadas por agentes privados en su propio terreno e instalaciones. El objetivo de las subvenciones es reducir las tarifas y posibilitar que las familias pobres envíen allí a sus hijos. En algunos estados, como el de Kerala, estas escuelas son muy similares a las gubernamentales, ya que los profesores reciben su paga del gobierno y las tarifas son idénticas a las de las escuelas gubernamentales.

El caso de Kerala

El pequeño estado de Kerala, situado en la costa sudoeste de la India, durante las últimas décadas se ha diferenciado del resto del país en muchos aspectos. Tiene, por ejemplo, el índice de alfabetización más alto de todos los estados, y hace ya una década que fue declarado primer estado libre de analfabetismo. La esperanza de vida, tanto de hombres como de mujeres, es alta, cercana a la de los países desarrollados. Otros parámetros, como la tasa de fertilidad y de mortalidad infantil, están entre los mejores del país, si no son los mejores. La tasa total de fertilidad se ha mantenido por debajo de la tasa de sustitución de dos hijos por mujer durante las dos últimas décadas. Probablemente como efectos colaterales del desarrollo económico y social, los índices de suicidio y alcoholismo son muy altos. También las políticas del gobierno han sido muy diferentes de las del resto del país, de tal modo que el modelo de desarrollo aplicado en Kerala, con un elevado gasto social y educativo, ha empezado a conocerse entre los economistas como el «modelo Kerala»

Kerala siempre ha mostrado interés en ensayar nuevas formas de mejorar su sistema educativo escolar. Siempre que el NCERT lanzaba ideas nuevas, Kerala era el primer estado que las ponía a prueba. Experimentaron gustosamente con el Programa de Enseñanza Primaria por Distritos (DPEP), aunque algunos distritos se opusieron, e incluso lo llevaron más allá de la enseñanza primaria. Kerala fue el primer estado del país en sustituir el paradigma tradicional conductista de enseñanza por uno socialconstrutivista. En el año 2000 había sido mencionado en el marco curricular nacional del NCERT, y Kerala comenzó a ponerlo en marcha al año siguiente. Cambiaron la relación entre profesores y alumnos en la clase y los métodos de evaluación. En lugar de preguntas directas a las que solo se podía responder una vez memorizadas las lecciones, se introdujeron preguntas indirectas y abiertas que obligaban al estudiante a pensar antes de responder, y cuyas respuestas podían ser en cierta medida subjetivas. Esto significaba que, para responder, los estudiantes tenían que digerir lo que habían estudiado y ser capaces de aplicar sus conocimientos a una situación concreta. Al mismo tiempo, el nuevo método liberó a los alumnos de mucha presión, y los exámenes empezaron a parecerles interesantes y amenos en lugar de estresantes. Junto a esto se introdujo también un sistema de Evaluación Continua y Exhaustiva (CCE) que tomaba en consideración la personalidad particular del estudiante y no hacía depender la promoción al siguiente curso de un único examen final. En la actualidad, el CBSE también está aplicando el CCE, pero de manera más flexible.

Kerala fue también el primer estado del país en introducir la infomática como materia de estudio en secundaria. Se inició en el octavo curso con el libro de texto que enseñaba Microsoft Windows y Microsoft Office. Pero en el lapso de un año, como resultado de las protestas por parte de los defensores del software libre y la posición favorable de una asociación de docentes cuyos miembros eran mayoritariamente profesores en escuelas estatales, el gobierno se vio obligado a incluir el software libre en el plan de estudios. Finalmente, a partir de 2007, en las escuelas se enseñaba únicamente GNU/Linux y este era el único sistema instalado en todos los ordenadores de las escuelas. En aquel momento, quizá también ahora, era la mayor instalación de equipos con GNU/Linux en la escuela, lo cual saltó a los titulares de prensa también en otros estados. Desde ese año en adelante, alrededor de medio millón de chicos y chicas salieron de la escuela conociendo los fundamentos del software libre y el sistema operativo GNU/Linux y sus aplicaciones. El estado está ahora avanzando hacia una educación asistida por ordenador. Lo que se pretende es que, al final, no se enseñe informática como una asignatura particular, sino que las tecnologías informáticas sirvan de ayuda para la enseñanza de todas las materias. De modo que, por un lado, los alumnos adquieran destreza en el uso de ordenadores, y por otro, que utilicen aplicaciones educacionales (como las mencionadas más abajo) y recursos de Internet (textos de sitios como Wikipedia, imágenes, animaciones y vídeos) para estudiar las materias y hacer los ejercicios. Profesores y alumnos ya han empezado a utilizar aplicaciones como Dr. Geo, GeoGebra, y KtechLab para estudiar geometría y electrónica. Aplicaciones como Sunclock, Kalzium y Ghemical también son populares entre profesores y estudiantes.

La iniciativa de Kerala está influyendo en otros estados e incluso en las políticas del Gobierno de la India. Estados como Karnataka y Gujarat se proponen ahora introducir el software libre en sus escuelas, y otros estados, como Maharashtra, se lo están planteando. La nueva política educativa del Gobierno de India habla de constructivismo, de educación asistida por ordenador, de software libre y de compartir recursos educativos. Una vez que unos pocos de los estados más grandes migren al software libre, se espera que en poco tiempo todo el país siga su ejemplo. Cuando eso suceda, la India podría tener el mayor número de usuarios de GNU/Linux y software libre en general.


Referencias

Nota

[1] V. Sasi Kumar es Doctor en Física y miembro del Consejo directivo de FSF India. Es un defensor del software libre y de la libertad del conocimiento.

Notas de traducción

[a] Gurukula: del sánscrito guru (gurú, profesor, maestro) y kula (familia).

Disponibles para esta página:

[en] English   [de] Deutsch   [el] ελληνικά   [es] español   [fr] français   [hr] hrvatski   [ja] 日本語   [pt-br] português   [tr] Türkçe   [zh-cn] 简体中文  

 [Logotipo de la FSF] «La FSF es una organización de ámbito mundial cuyo objetivo es promover la libertad de los usuarios de ordenadores. Defendemos los derechos de todos los usuarios de software.»