Esta es una traducción de la página original en inglés.

Censura en el software privativo


El software que no es libre (privativo) a menudo es malware (diseñado para maltratar a los usuarios). El software que no es libre está controlado por quienes lo han desarrollado, lo que los coloca en una posición de poder sobre los usuarios; esa es la injusticia básica. A menudo los desarrolladores y fabricantes ejercen ese poder en perjuicio de los usuarios a cuyo servicio deberían estar.

Habitualmente, esto suele realizarse mediante funcionalidades maliciosas.


Un tipo de funcionalidad maliciosa es la que censura a qué pueden acceder los usuarios. Se presentan aquí ejemplos de programas que lo hacen. Tenemos además una lista de sistemas privativos que censuran la instalación de programas de aplicación (los llamamos «prisiones»).

Vender productos que están diseñados como plataformas para que una empresa imponga la censura debería estar prohibido por ley, pero no es así.

Si conoce algún ejemplo más que deba estar incluido en esta página, escriba por favor a <webmasters@gnu.org> para informarnos. Incluya la URL de una o dos referencias confiables para justificar su inclusión.

Apple

Apple utiliza principalmente iOS, que es una prisión típica, para imponer la censura mediante la Apple Store. Para más información, consulte la sección Prisiones de Apple.

Google

  • 2017-03

    Google ofrece software de censura, supuestamente para que los padres lo instalen en los ordenadores de sus hijos.

  • 2017-01

    En Windows y en MacOS, Chrome deshabilita las extensiones que no están alojadas en la Chrome Web Store.

    Por ejemplo, una extensión fue excluida de la Chrome Web Store y deshabilitada permanentemente en más de 40.000 ordenadores.

  • 2016-02

    Google impide la instalación del bloqueador de anuncios de Samsung, argumentando que bloquear anuncios es una «intromisión» en los sitios que anuncian (y vigilan a los usuarios por medio de esos anuncios).

    El bloqueador de anuncios es software privativo, al igual que el programa (Google Play) que Google ha utilizado para impedir su instalación. Utilizar un programa que no es libre concede a su propietario poder sobre usted, y Google ha ejercido ese poder.

    La censura de Google, a diferencia de la de Apple, no es total: Android permite a los usuarios instalar aplicaciones de otros modos. Usted puede instalar programas libres a través de f-droid.org.

Juegos para consolas

  • 2014-08

    La consola Nintendo 3DS censura el acceso a Internet. Esta censura se puede inhabilitar, pero para ello hay que identificarse para pagar, lo cual constituye una forma de vigilancia.

Videoconferencias

  • 2020-06

    La empresa que está tras Zoom no solo niega la libertad informática de los usuarios al desarrollar este software privativo, también vulnera los derechos civiles de los mismos al prohibir eventos y censurar a los usuarios siguiendo indicaciones de gobiernos.

    En su lugar se pueden utilizar programas respetuosos con la libertad tales como Jitsi o BigBlueButton, y mejor aún si se instalan en un servidor controlado por los propios usuarios.