Esta es una traducción de la página original en inglés.

Malware en los programas de videoconferencia


El software que no es libre (privativo) a menudo es malware (diseñado para maltratar a los usuarios). El software que no es libre está controlado por quienes lo han desarrollado, lo que los coloca en una posición de poder sobre los usuarios; esa es la injusticia básica. A menudo los desarrolladores y fabricantes ejercen ese poder en perjuicio de los usuarios a cuyo servicio deberían estar.

Habitualmente, esto suele realizarse mediante funcionalidades maliciosas.


Si conoce algún otro ejemplo que debería mencionarse en esta página, escríbanos por favor a <webmasters@gnu.org>. Incluya la URL de una o más referencias confiables que justifiquen su inclusión.

  • 2021-04

    Investigadores han descubierto en Zoom una vulnerabilidad de día cero que puede utilizarse para lanzar ataques de ejecución remota de código (RCE). Los investigadores efectuaron una cadena de ataque de tres errores que ocasionó un RCE en la máquina objetivo, y todo ello sin ningún tipo de interacción del usuario.

  • 2020-12

    Un ejecutivo de Zoom ha sido descubierto espiando y censurando para el gobierno chino.

    Este abuso del poder de Zoom muestra lo peligroso que es ese poder. El problema de fondo no es la vigilancia y la censura, sino el poder del que dispone Zoom. Obtiene ese poder en parte gracias al uso de su servidor, pero en parte también gracias al programa cliente privativo.

  • 2020-11

    Según la Comisión Federal de Comercio (FTC), la compañía que gestiona el software de videoconferencia Zoom ha engañado a los usuarios acerca de su cifrado de extremo a extremo durante años, al menos desde 2016.

    En su lugar se pueden utilizar programas libres tales como Jitsi o BigBlueButton, y mejor aún si se instalan en un servidor controlado por los propios usuarios.

  • 2020-09

    Muchos empresarios están utilizando software privativo, incluido software de videoconferencia, para vigilar y monitorizar el trabajo de los empleados en casa. Si el programa informa de si la persona está «activa», esa es en efecto una característica maliciosa de vigilancia.

  • 2020-06

    La empresa que está tras Zoom no solo niega la libertad informática de los usuarios al desarrollar este software privativo, también vulnera los derechos civiles de los mismos al prohibir eventos y censurar a los usuarios siguiendo indicaciones de gobiernos.

    En su lugar se pueden utilizar programas respetuosos con la libertad tales como Jitsi o BigBlueButton, y mejor aún si se instalan en un servidor controlado por los propios usuarios.

  • 2020-04

    Los programas privativos Google Meet, Microsoft Teams y WebEx recogen datos personales e identificables de los usuarios, incluida la duración de las llamadas, las personas que participan en las mismas y las direcciones IP de todas ellas. La experiencia dice que esto puede dañar a los usuarios incluso físicamente, en caso de que esas compañías faciliten los datos a ciertos gobiernos.

  • 2020-03

    La versión de Zoom del iOS de Apple envía datos del usuario a Facebook, incluso si este no tiene cuenta en Facebook. Según el artículo, ni Zoom ni Facebook hacen siquiera mención de esta forma de vigilancia en su política de privacidad, de modo que se trata de una evidente violación de la privacidad, incluso según sus propios términos.