English [en]   español [es]   français [fr]   русский [ru]  

Free Software Free Society

Together we have the opportunity to empower the world through the use of free software. The only way to counter proprietary software companies and the billions of dollars they use to strip user rights is through the power of your voice and your generosity.

49 Joined
600 New Members

Malware en el software privativo → Obsolescencia

Esta es una traducción de la página original en inglés.

Obsolescencia en el software privativo


El software que no es libre (privativo) a menudo es malware (diseñado para maltratar a los usuarios). El software que no es libre está controlado por quienes lo han desarrollado, lo que los coloca en una posición de poder sobre los usuarios; esa es la injusticia básica. A menudo los desarrolladores y fabricantes ejercen ese poder en perjuicio de los usuarios a cuyo servicio deberían estar.

Habitualmente, esto suele realizarse mediante funcionalidades maliciosas.


Una de las funcionalidades maliciosas que pueden diseñarse en el software privativo es la obsolescencia.

Como toda actividad humana, la informática tiene un impacto ambiental, pero es aún más dañina para el planeta cuando es privativa, pues incita al usuario a cambiar los dispositivos cuyo software ya no se actualiza, comprar nuevos componentes para reemplazar aquellos que quedan sin asistencia técnica, o descartar alguno defectuoso que se podría reparar si el software fuese libre.

Se presentan aquí ejemplos de software privativo que está diseñado para estropear o hacer irreparables los dispositivos con los que está relacionado. Los usuarios no pueden evitar esta restricción y se ven forzados a «actualizar» el hardware porque no tienen ningún control sobre el software.

Si conoce algún otro ejemplo que debería mencionarse en esta página, escríbanos por favor a <webmasters@gnu.org>. Incluya la URL de una o más referencias confiables que justifiquen su inclusión.

  • Los ChromeBooks están programados para quedar obsoletos: ChromeOS tiene una puerta trasera universal que es utilizada para las actualizaciones y que deja de funcionar en una fecha predeterminada. A partir de ese momento parece que el ordenador deja de recibir toda asistencia.

    En otras palabras, cuando uno deja de ser ultrajado por la puerta trasera, empieza a ser ultrajado por la obsolescencia.

  • La cadena británica de supermercados Tesco vendía tabletas que tenían que conectarse a un servidor de Tesco para restaurar la configuración original. Tesco suspendió este servicio para los viejos modelos, de modo que si alguien trata ahora de restaurar la configuración de fábrica, la tableta se vuelve inutilizable.

  • Apple y Samsung reducen deliberadamente el rendimiento de los teléfonos viejos para obligar a los usuarios a comprarse uno nuevo.

  • Apple dejará de corregir fallos en los modelos viejos de las iCosas.

    A la vez, Apple impide que la gente arregle los problemas por sí misma; es la naturaleza del software privativo.

  • Revolv es un dispositivo que controlaba las operaciones de una «casa inteligente»: encender las luces, poner en funcionamiento los sensores de movimiento, regular la temperatura, etc. Su software privativo depende de un servidor remoto para llevar a cabo esas tareas. El 15 de mayo de 2016, Google/Alphabet lo dejó intencionadamente fuera de uso al cerrar el servidor.

    Si fuera software libre, los usuarios tendrían la posibilidad de ponerlo de nuevo en funcionamiento, de manera diferente, y entonces tendrían una casa que respeta la libertad en lugar de una casa «inteligente». No permita que el software privativo controle sus dispositivos y los convierta en ladrillos de 300 dólares sin garantía. ¡Exija ordenadores autónomos que utilicen software libre!

  • La impresora 3D «Cube» fue diseñada con gestión digital de restricciones (DRM): no acepta consumibles de terceras partes. Es la Keurig de las impresoras. Esta impresora ha dejado de fabricarse, lo que significa que a la larga los consumibles autorizados no estarán disponibles, por lo que puede volverse inutilizable.

    Con una impresora etiquetada como «Respeta Tu Libertad» (RYF), no existe la menor posibilidad de que esto suceda.

    Es lamentable que el autor de este artículo diga que no había «nada de malo» en diseñar el dispositivo con restricciones de uso. Es como ponerse en el pecho un cartel que diga «engáñame y maltrátame». Ya deberíamos saber que es necesario repudiar a todas las empresas que se aprovechan de las personas como él. De hecho, es esa aceptación de la injusticia lo que lleva a las personas a dejarse pisotear.

ARRIBA

[Logotipo de la FSF]«La FSF es una organización de ámbito mundial cuyo objetivo es promover la libertad de los usuarios de ordenadores. Defendemos los derechos de todos los usuarios de software.»

UNIRSE TIENDA