English [en]   Deutsch [de]   ελληνικά [el]   español [es]   français [fr]   hrvatski [hr]   italiano [it]   polski [pl]   русский [ru]  

Gracias a vuestro apoyo, en 2015 la FSF cumple 30 años. En los próximos 30 años queremos hacer aun más para defender los derechos de los usuarios de ordenadores. Para avanzar en esa dirección, hemos fijado una recaudación de fondos sin precedentes: 525.000 dólares dentro del 31 de enero. Más información.

525k
26% (138k)
Cuenta conmigo

Esta es una traducción de la página original en inglés.

Medidas que los gobiernos pueden adoptar para promover el software libre

por Richard Stallman

En este artículo se sugieren políticas útiles para poner un fuerte y firme empeño en la promoción del software libre en el Estado, y conducir el resto del país hacia la libertad del software.

La misión del Estado es organizar a la sociedad para la libertad y el bienestar del pueblo. Un aspecto de esta misión, en el ámbito de la informática, es exhortar a los usuarios de computadoras a adoptar el software libre: software que respeta la libertad de los usuarios. Un programa privativo (que no es libre) oprime la libertad de quienes lo usan; es un problema social y el Estado debe erradicarlo.

El Estado tiene que insistir en el uso de software libre por el bien de la soberanía en el campo informático (control del Estado sobre su actividad informática). Todos los usuarios merecen tener el control de su actividad informática, pero el Estado tiene además la responsabilidad de mantener el control sobre toda tarea de computación que realiza en nombre de los ciudadanos. La mayoría de las actividades del Gobierno actualmente dependen de la informática, y el control de esas actividades depende del control que el Gobierno tenga sobre su actividad informática. Para un organismo cuya misión es crítica, la pérdida de este control debilita la seguridad nacional.

Los organismos estatales que pasan al software libre también pueden obtener beneficios secundarios, como el ahorro de dinero y el fomento de empresas locales que ofrecen servicios de software.

En este texto, «entidades del Estado» se refiere a todos los niveles de gobierno e indica organismos públicos tales como escuelas, asociaciones mixtas público-privadas, actividades financiadas en gran parte por el Estado como las escuelas privadas subvencionadas y las corporaciones «privadas» controladas por el Estado o establecidas con privilegios o funciones especiales por el Estado.

Educación

La política más importante es la que se refiere a la educación, porque la educación es lo que plasma el futuro del país:

El Estado y la sociedad

Son también cruciales las políticas estatales que afectan el tipo de software que utilizan los ciudadanos y las organizaciones:

Soberanía informática

Varias políticas afectan la soberanía informática del Estado. Las entidades estatales deben mantener el control de la informática, no ceder el control a manos privadas. Estos puntos se aplican a todos los equipos, incluidos los teléfonos inteligentes.

Soberanía informática II

La soberanía (y la seguridad) informática del Estado depende del control que ejerza sobre las computadoras que utiliza para llevar a cabo su labor. Para ello es necesario evitar el uso del software como servicio, a menos que el servicio esté a cargo de una entidad estatal que pertenezca a la misma rama del Estado, como así también evitar otras prácticas que disminuyen el control que el Estado ejerce sobre la informática. Así,

Influir sobre el desarrollo

La política estatal afecta el desarrollo de software, tanto libre como privativo:

Basura electrónica

La libertad no debe originar basura electrónica

Neutralidad Tecnológica

Con las medidas que se proponen en este artículo, el Estado puede recuperar el control de la informática y conducir a los ciudadanos, empresas y organizaciones del país hacia el control de sus propias actividades informáticas. Sin embargo, algunos sostienen que esto violaría el «principio» de la neutralidad tecnológica.

La idea de la neutralidad tecnológica es que el Estado no ha de imponer preferencias arbitrarias en el ámbito de la tecnología. Se puede discutir acerca de la validez de este principio, pero de todos modos se limita a las cuestiones puramente técnicas. Las medidas que se sugieren en este artículo, en cambio, revisten una importancia de orden ético, social y político, de modo que se ubican fuera del alcance de la neutralidad tecnológica. Solo quienes se proponen sojuzgar a un país sugieren que el Gobierno sea «neutral» con respecto a su soberanía o la libertad de sus ciudadanos.

Nota de traducción

[1]. En inglés, «jailbraking»: fuga de la cárcel.

[Logotipo de la FSF]«Nuestra misión es preservar, proteger y promover la libertad de usar, estudiar, copiar, modificar y redistribuir programas de ordenador, así como defender los derechos de los usuarios de software libre.»

La Free Software Foundation es la principal organización que patrocina el Sistema Operativo GNU. Apoye a GNU y la FSF mediante la compra de manuales y otros artículos, uniéndose a la FSF como miembro asociado o haciendo una donación, ya sea directamente a la FSF o mediante Flattr.

volver arriba